Algo de mí

Soy Rosa Ruiz, Misionera Claretiana, navegante de Castilla (en Segovia nací, concretamente) y otros mares.

Casi toda mi vida me he dedicado a la pastoral con niños y jóvenes, a la reflexión entre espiritualidad y psicología, educación y crecimiento en general. Y durante más de diez años mi tiempo, mis disgustos y alegrías se han centrado en la animación y coordinación de Equipos Directivos y formación docente. Hasta agosto de 2016.

Os cuento esto porque cada vez creo más en la capacidad del ser humano para crecer y sin duda, en buena parte, se lo debo a todo lo recibido del ámbito educativo y pastoral. Forma parte de la esencia del ser humano: ser capaz de ser siempre “más” de lo que ahora es, porque lo lleva dentro. Ser cada vez más él mismo, ella misma. “Llega a ser quien ya eres”, podríamos decir que es nuestro horizonte. Por eso vivir tiene mucho de volar.

Sigo intentando cruzar los mares que la vida me va presentando, ahora más “enredada” en el estudio teológico y el acompañamiento pastoral en mi barrio. Sin mapas ni formularios precisos. Como mucho, cuadernos de bitácora, cartas de navegación tan imprecisas como reales. Como la vida misma. Y agradecida por cuantos han navegado y navegan conmigo, me ayudan y ayudaron a crecer y a creer.

Por eso escribo aquí: porque no hay mejor ayuda para navegar por el mar de los sargazos  (la vida) que ser plenamente uno mismo, una misma. ¿No es este el objetivo último de todo ser humano? Apasionante aventura!

sonando_volando_3907