Quisieron enterrarnos (en torno al Corpus)

No sabían que somos semilla. Por eso quisieron enterrarnos y nos entierran. Tantas veces. Lo importante es que no olvidemos nosotros que somos semilla. Y somos semilla, somos posibilidad, somos fruto. Pongamos que somos pan… ¿Por qué no? No es mal proyecto, no? Semillas que serán pan… aunque a veces nos entierren.

Más aún: sólo si en alguna manera nos entierran. Aunque duela.

Y así, con Casaldáliga, el poeta, volver a contemplar y adorar, desear cada año:

“Unidos en el pan los muchos granos

iremos aprendiendo a hacer la unida

Ciudad de Dios, Ciudad de los humanos.

Comiéndote sabremos ser comida”.

Anuncios

Deja un comentario, es más interesante si comentas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s